Ante la complicada situación que viven las urbes en la actualidad, debido a los cambios climáticos, a la creciente población y en muchos casos, a la centralización de servicios y comercio, varias industrias de la construcción han innovado sus materiales para brindar mayores beneficios.

Tal es el caso de productos como el asfalto, que se emplea para la pavimentación de carreteras. Por ejemplo, en ciudades como la de México, sería de gran utilidad el uso del asfalto absorbente, que está hecho para beneficiar la acumulación de agua y evitar las inundaciones en la temporada de lluvias.

Lo que hace el asfalto absorbente es filtrar el agua, a través del pavimento en las calles, con la finalidad de que regrese a los mantos acuíferos. Te invitamos a conocer más de este tema viendo este video: https://www.youtube.com/watch?v=vlFX_WTFIis

Por otro lado, en lugares como España se está gestando el Proyecto Pavener, con el que se intentará dar uso al calor generado en el asfalto de las carreteras para crear energía: “se basa en la circulación de un fluido a través de un sistema de tuberías instaladas bajo la superficie de las carreteras. Este fluido funcionaría de este modo como un colector solar, de modo que posteriormente se podría utilizar para refrigerar hogares, centros de ocio, etc.”






Con información de: https://www.muyinteresante.es/innovacion/articulo/energia-renovable-aprovechar-el-calor-del-asfalto-para-generar-energia